El masaje relajante sensitivo es un masaje suave y armónico, que integra la totalidad del ser y  abriendo el espacio vital a una dimensión pletórica de paz y de bienestar.

Con suaves movimientos, conseguimos una sensación integradora del cuerpo y mente, favoreciendo la liberación de tensiones físicas, mentales y emocionales,

Su resultado es una experiencia altamente reconfortante, lograda por la combinación de gestos envolventes y precisos.

¿Qué beneficios nos aporta el masaje relajante sensitivo?

 Alivio sintomático de procesos de ansiedad y estrés.

El contacto directo táctil es muy beneficioso en estados depresivos.

Estimulación de zonas corporales propensas a retención de líquidos o problemas leves de circulación.

Alivio de dolores musculares leves como lumbago, cervicales y dorsales.

Mejora el sistema inmunológico, puesto que el movimiento de los tejidos y músculos producen una mejoría en la circulación general y ayudan al sistema sanguíneo a irradiar mejor todas las zonas corporales.